Cartel de neón que dice

Home> Blog > Ventajas y desafíos de tener una tienda online

Ventajas y desafíos de tener una tienda online

Tener tu propia tienda de e-commerce es un gran paso. Revisa estos consejos para tener en cuenta.

Crear tu tienda online de e-commerce es un gran paso, y quizás te preguntes si vale la pena entrar en este negocio. Lo cierto es que el comercio electrónico va al alza, alcanzando ventas proyectadas por US$3.000 billones a nivel mundial en 2019, lo que lo hacen un espacio muy atractivo.

Ventajas de tener un e-commerce

  • Flexibilidad: Puedes crear tu tienda virtual trabajando en tu casa o desde cualquier lugar, evitando las complejidades que son comunes para quien tiene un negocio físico (como por ejemplo, tener que ir a la tienda).
  • Baja inversión: Comparativamente a una tienda física, la tienda online tiene gastos menores. No hay que pagar la luz, arriendo del local, etc. Optando por un servicio accesible, tus gastos mensuales no debieran ser demasiado altos.
  • Escalable: A diferencia de lo que ocurre en una tienda física, donde debes acompañar a la persona a la hora de hacer la compra, en la tienda online puedes atender y realizar ventas a varias personas de forma simultánea. Por otro lado, la tienda online funciona en todo momento, sin importar el horario.

Desafíos del e-commerce

No todo en el e-commerce es ventajoso, como en cada negocio también hay puntos en contra que hay que conocer y tener en cuenta para entregar un mejor servicio a los clientes.

  • Creación de stock: Debes contar con un stock de productos para satisfacer la demanda de los compradores, lo que no es sencillo por dos razones: todavía no sabes qué producto se venderá más y el espacio físico con el que cuentes para almacenar (si es que tu oficina es tu casa por ejemplo) quizás será insuficiente para todo. Algunas opciones para lidiar con este desafío son comenzar vendiendo a consignación, es decir, pones en tu tienda productos de otras personas, a cambio de una comisión en caso de que se produzca una venta. Así el stock es del vendedor en lugar de tenerlo tú. Otra opción es vender por encargo: Si haces productos hechos a mano por ejemplo, estos comienzan a producirse sólo cuando el cliente ya hizo la compra. Es necesario que calcules bien los plazos e informes oportunamente al cliente al respecto.
  • Alta competencia: Muchas personas venden a través de tiendas online, por lo que una de las primeras cosas que debes considerar es la competencia que existe, y ofrecer productos o servicios diferenciados, que añadan valor a los compradores.
  • Entregas: Necesitarás tener un servicio confiable de despacho de tus productos, para que los clientes los reciban en su casa. Dependiendo del producto que vendas esto puede ponerse más complicado si es que requiere un despacho rápido (como por ejemplo enviar flores o comida). Es importante que mantengas informados a tus clientes sobre los plazos de despacho y si existen retrasos, para mantenerlos tranquilos.

Si estás decidido a intentarlo, revisa estos tres consejos antes de abrir tu tienda de e-commerce.

Comparte este artículo

Logo de Facebook Logo de Twitter

Artículos Relacionados

La pandemia de COVID-19 cambiará la venta online de alimentos

Los consumidores están comprando más víveres en línea, comportamiento que se mantendrá tras la pandemia.

Cómo comunicarse durante la contingencia por COVID-19

Los canales digitales son claves para mantener la relación con tus clientes y la comunidad local en estos momentos.