Manos haciendo señas

Home> Blog > Mitos y verdades sobre los sitios accesibles para personas sordas

Mitos y verdades sobre los sitios accesibles para personas sordas

Necesitamos sitios accesibles para todos.

La accesibilidad en los sitios web se asocia principalmente a las personas que sufren algún grado de discapacidad sensorial (ceguera, sordera o ambas). En este artículo, profundizaremos en aquellas personas que presentan hipoacusia o pérdida de audición como condición preferente.

Existen muchos mitos sobre la accesibilidad para personas sordas, o con discapacidad auditiva. El más común, es que la brecha comunicacional de la que hay que preocuparse, es la audiovisual, específicamente los videos.

Es cierto, la transmisión de videos es un tema complejo, ya que por normas de accesibilidad, se deben implantar la subtitulación y la lengua de señas como herramientas, pero eso no lo es todo.

Un gran porcentaje de personas con algún grado de discapacidad auditiva, no están alfabetizadas, es decir, no saben leer ni escribir. Un porcentaje de ellos, utiliza la lengua de señas, y otro, la lectura labial, por lo que subentender que un sitio web sin material audiovisual, y solo con texto es accesible, es el primer error.

En el tema audiovisual, existen aspectos fundamentales que se ignoran.

La lengua de señas es un idioma en sí y las personas sordas que elijan esta opción, hablan este idioma, y si además saben leer y escribir castellano, por ejemplo, serían bilingües, pero esos son los menos.

Como todo idioma, la lengua de señas es diferente en cada país, entonces, una persona sorda que sepa lengua de señas chilena, no tiene porqué entender la lengua de señas argentina, española, colombiana, etc. Y aunque para el resto, sean todas una interpretación del castellano, no es así, por lo que solo poner un recuadro en un video en lengua de señas chilena por ejemplo, solo servirá a las personas sordas de Chile, y no la de otras latitudes.

Por otro lado, si bien la lectura de labios abarca más, también tiene sus dificultades. La primera, es la modulación de quien habla y también (por más lógico que parezca), la dirección en la que habla, ya que para leer los labios se necesita que la persona se encuentre de frente, lo que no siempre ocurre en contenidos audiovisuales como videos o películas. Además, los modismos de cada país también dificultan la opción de leer los labios.

Entonces, si se quiere hacer un video accesible para personas sordas, las normas que aconseja la w3c, es la subtitulación (que tiene sus estándares determinados), y la lengua de señas, que ya hemos dicho, debe corresponder a cada país.

Solo así, recién estaremos cumpliendo la accesibilidad en video para personas sordas, que no quiere decir en ningún caso, que el video ya sea accesible.

Recuerde que también existen personas ciegas que lo pueden estar viendo, y ese es otro tema, que profundizaremos más adelante.

Comparte este artículo

Logo de Facebook Logo de Twitter

Artículos Relacionados

Accesibilidad web para personas sordo-ciegas

Existen dos ejes fundamentales: pautas de accesibilidad y adaptaciones en dispositivos.

¿Existe la accesibilidad web para las personas con autismo?

No existen normas específicas, pero podemos hacer nuestros sitios web accesibles para todos.