Robot de juguete

Home> Blog > Cómo proteger tu inventario de avisos del fraude bot

Cómo proteger tu inventario de avisos del fraude bot

Ads.txt es un proyecto que ayuda a combatir las redes de bots que se roban la inversión publicitaria.

Un problema constante en el mercado de la publicidad digital es el fraude a gran escala con sistemas de bots, que simulan navegadores web y URLs para tratar de quedarse con el dinero de la inversión publicitaria que hacen los avisadores.

Uno de los casos recientes es la red fraudulenta 404bot, que según la empresa de verificación de avisos Integral Ad Science (IAS) ha costado a la industria el orden de US$15 millones, afectando unos 1.500 millones de avisos, la mayoría en video desde 2018.

404bot opera a través de "domain spoofing", es decir, simula ser un sitio reputado para engañar a los sistemas automatizados de compra de espacios publicitarios (también conocidos como programmatic). Por ejemplo, el comprador quiere poner avisos en el New York Times, pero resulta engañado por 404bot y compra publicidad en páginas inexistentes (que dan error 404, de ahi el nombre de la red) que simulan ser del New York Times.

Ads.txt

Para combatir este tipo de fraude, la Interactive Advertising Bureau (IAB) diseñó la iniciativa ads.txt. Se trata de un documento de texto que se instala en el servidor web, que contiene una lista de las compañías autorizadas a vender los espacios publicitarios del sitio.

La idea es que la red de programmatic, que compra los avisos de forma automática, chequee no solo el nombre del dominio a la hora de comprar, sino también este listado de vendedores autorizados, de manera de no comprar a falsos vendedores que simulan tener inventario de sitios que no tienen. Así, pueden revisar que están comprando a un vendedor legítimo que pondrá los avisos en el lugar deseado.

Los archivos ads.txt son accesibles públicamente y buscan aumentar la transparencia del sistema, de modo que los mercados de venta publicitaria tengan la información correcta.

Según IAS, si bien Ads.txt ha sido ampliamente adoptado, todavía quedan muchos sitios de medios de comunicación que no lo han implementado, o que han hecho una implementación incorrecta del proyecto.

Algunos sitios han incluido archivos Ads.txt que están en blanco, por ejemplo, o que tienen un listado muy extenso de vendedores aprobados, lo que sugiere que no se ha hecho una revisión seria de los vendedores. Esto abre la puerta a que redes de fraude se aprovechen. Por esto, el llamado es a preocuparse de que Ads.txt esté correctamente instalado y tenga información actualizada.

Si bien el uso de ads.txt no es obligatorio, sí es altamente recomendado para ayudar a proteger a las marcas de inventario falsificado, que es ofrecido como si correspondiera a un dominio, aplicación o video legítimos. Declarar los vendedores autorizados también puede ayudar a que tu publicación reciba ingresos que de otra forma podrían haber caído en inventario falso.

Comparte este artículo

Logo de Facebook Logo de Twitter

Artículos Relacionados

El lado amistoso de la seguridad

En el impersonal, anónimo y a veces despiadado mundo de la seguridad en Internet también hay colaboración.

Apple no aceptará certificados HTTPS cuya validez sea mayor a 13 meses

Los certificados creados desde el 1 de septiembre deben tener una duración menor a 13 meses para considerarse válidos.